El S&P Merval se desinfla, y el riesgo país toca su mayor nivel desde el canje de deuda – ámbito.com

Los activos argentinos venían operando con leves variaciones y sin una tendencia uniforme promediando la jornada, hasta que se conoció la orden de Trump al secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y a los jefes de bloques en el Senado, Mitch McConnell, y en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, para que detengan las conversaciones con los líderes demócratas sobre un paquete de estímulo fiscal hasta después de las elecciones.

Así, el Dow Jones perdió 1,3%; el Nasdaq, 1,6% , y el S&P 500 cedió 1,4%. Para colmo de males, previo a la decisión de Trump, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, había exhortado a ejecutar un mayor gasto para apuntalar la recuperación económica.

Frente a este panorama, el índice bursátil S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) logró cerrar en positivo por cuarta jornada seguida, al ganar un leve 0,4% a 44.438 puntos, producto de otra fuerte suba del dólar CCL. Medido en dólares CCL, el Merval sigue sin poder romper con la barrera de los 300 puntos.

Dentro del panel líder, se destacaron las subas de Ternium (11,8%), Aluar (+4,5%); y de Telecom (+2,7%).

El también denominado “dólar cable” alcanzó este martes un récord de $152,76, con lo cual la brecha cambiaria supero el 98% contra la cotización mayorista.

“Los inversores se siguen moviendo en medio de expectativas negativas predominantes y una incertidumbre no menor ante la ausencia de un proyecto económico que apunte a reducir los desequilibrios fiscales y monetarios. Mientras tanto, las tensiones cambiarias persisten, y con ellas se profundiza la pérdida de reservas del BCRA”, comentaron desde Portfolio Personal Inversiones (PPI).

Una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) arribó este martes a Argentina y se reunió con funcionarios del Gobierno para conocer sus planes después de que el país solicitó un nuevo programa con el organismo.

“No venimos con la idea de ‘bueno, veamos cómo podemos ajustar aún más el gasto en estos tiempos’”, dijo la titular del Fondo Monetario Internacional Kristalina Georgieva en un reportaje que otorgó a CNN en Español. “Deseo a la gente de Argentina todo lo mejor en este momento tan difícil”, indicó.

“Se esperan indicios a partir de la misión del organismo internacional (FMI) que permitan vislumbrar una convergencia en los desequilibrios fiscales y monetarios, así como definiciones sobre el sistema cambiario, dado que el continuo drenaje de reservas sigue en el centro de la escena y dicha adversa dinámica no resulta sustentable”, comentó un analista.

Argentina, que hace unas semanas terminó un proceso de reestructuración de su deuda con acreedores privados por más de 100.000 millones de dólares, busca ahora renegociar un acuerdo con el organismo firmado en 2018 y que implicó desembolsos por unos 44.000 millones de dólares.

Bonos y riesgo país

En el segmento de la renta fija, los principales bonos en dólares volvieron a bajara lo largo de toda la curva, dejando al cierre pérdidas de hasta 2,5%, tanto para los globales como para los bonares. En este marco, la curva mantiene una pendiente negativa con rendimientos en torno al 15/14% en promedio.

“Los riesgos crediticios en Argentina siguen siendo elevados y la economía continúa debilitándose”, dijo la calificadora de riesgos Moody´s.

Frente a ello, el riesgo país argentino trepaba 2%, a 1.377 puntos básicos, su mayor nivel desde el canje de la deuda. Desde principios de septiembre, cuando comenzaron a operar los nuevos bonos, producto de la restructuracion de la deuda, el índice elaborado por el banco JP.Morgan acumula una suba del 25%.

Por su parte, los bonos en pesos se mostraron levemente ofrecidos para cerrar con bajas de hasta 1%, tanto para el tramo CER como para los que ajustan por tasa variable. En cuanto a las LEDES, se operaron en niveles de tasas del 24% en el tramo corto, del 29.5% en el tramo medio y del 33% en el tramo largo.

Finalmente, el Gobierno logró colocar este martes un bono vinculado al dólar por u$s1.766 millones, triplicando la oferta de la licitación, informó el Ministerio de Economía.

La colocación equivale, de acuerdo con el tipo de cambio inicial aplicable, a unos $136.105 millones, y la tasa de adjudicación resultó del 0,10% anual, dentro del rango máximo de 0,25% establecida en el llamado a licitación.

La operación tuvo una masiva aceptación de los inversores locales en el debut del nuevo bono vinculado al dólar, con el que Economía busca quitar presión sobre la demanda de dólares.

La Secretaría de Finanzas, que había salido a colocar u$s500 millones, recibió ofertas por u$s1.766 millones, adjudicando el total de lo ofertado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *